Adaptaciones de los niños, La máquina de sorpresas

En la escuela de Guadalajara Koala, por iniciativa de las maestras, los niños crearon sus propias versiones de La máquina de sorpresas basados solamente en las imágenes ya que no se les permitió conocer el texto hasta el momento de la presentación.

Además los niños más pequeños, que aún no saben escribir, realizaron alrededor de 20 propuestas de dibujo donde diseñaron sus propias máquinas de sorpresas, inspirados en la historia.